Call Center: +56 22-2335821
Whatsapp +56 9 51958965
  • DISFUNCIÓN ERÉCTIL: LO QUE LOS HOMBRES CALLAN

    DISFUNCIÓN ERÉCTIL: LO QUE LOS HOMBRES CALLAN

    El hombre pone en el centro de su masculinidad a su pene, pero ¿qué pasa si comienza a fallar o no es lo bastante grande como espera que sea? Hombres de todas las edades sufren de disfunción eréctil, mientras que otros no están conformes con el tamaño de su órgano reproductor. ¿Los “dolores del hombre” tienen solución?

    A pesar de que poco a poco vamos cambiando, aún vivimos en una sociedad machista en donde el hombre es el centro de todo. Jóvenes o viejos deben ser los “patrones” de la casa y/o relación. Por ello, padecer una disfunción eréctil (DE) es tremendamente complejo para los hombres, ya que acarrea diversos sentimientos negativos que van desde la frustración, la rabia o la vergüenza.

    En el imaginario colectivo está impuesto que el hombre siempre “tiene ganas” y que el que tiene el miembro más grande es más “macho”, o que el pene cumple un rol primordial en la vida. Pero ¿qué pasa si comienza a fallar? ¿Qué ocurre cuando se tiene una disfunción eréctil o no se tiene un pene lo bastante “grande”?  Es ahí donde comienzan los llamados “dolores del hombre”.

    POR LA IMPOTENCIA PERDÍ A MI NOVIA

    “Hola, mi nombre es Jorge López y soy de Guadalajara, México. (…) Tengo 33 años y a raíz de mi impotencia sexual perdí a mi novia, que después de un tiempo me cambió por otro que sí la satisfacía”. Así comienza Jorge a contar su historia de DE, quien a su corta edad cayó en un problema que cada día afecta a más temprana edad y ya dejó de ser exclusivo de los “viejos”.

    Este joven mexicano creó una página para contar su historia (www.curarlaimpotencia.com) y mostrarles a otros hombres que sí se puede salir de este problema, pero deja en claro que “padecer esta terrible situación es lo peor que te puede suceder, destruye tu autoestima de macho, te sientes el ser más inferior sobre la Tierra y no tienes ganas de empezar ninguna relación por temor a no cumplir sexualmente. Para mí fue la pesadilla más horrible que me ha sucedido”.

    En su historia cuenta que antes de haber sufrido todo esto tenía una vida sexual activa con su novia. “Las noches cuando estábamos juntos estaban llenas de placer y deseo (…) pero fue pasando el tiempo y mis erecciones eran cada vez más débiles”. Hasta que llegó el momento que ningún hombre quiere vivir: “Un día mi novia me dijo que busque una solución a mi problema o me iba a dejar por otro que la hiciera sentir realmente mujer”.

    Finalmente, Jorge López encontró una solución a su problema y vive feliz con una vida sexual plena. Para todos puede ser un camino distinto y cada uno debe aprender a superarlo. Sin embargo, en la actualidad existen diversos tratamientos y apoyos para enfrentar este problema.

    CABEZA+ORGANISMO+PAREJA: EL ABC PARA SUPERAR LA DISFUNCIÓN

    La impotencia sexual masculina o disfunción eréctil es la incapacidad persistente para conseguir o mantener una erección que permita una relación sexual satisfactoria, y se debe diferenciar de otros problemas sexuales, como la falta de deseo, las alteraciones de la eyaculación o los trastornos del orgasmo.

    El médico cirujano Mauricio Salas, del Instituto de Urología, Sexología y ETS, señaló que es un problema físico “que se traduce en algo psicológico-subjetivo e intersubjetivo en el encuentro con un otro. El talón de Aquiles del hombre es su pene”.

    El especialista agregó que hay factores que predisponen a una DE como la obesidad, sedentarismo, tabaquismo, diabetes, problemas psicológicos, entre otros, y recalca enfático que “la dicotomía mente-cuerpo en el tema de la sexualidad está obsoleta”; añade que pensar que una disfunción es psicológica u orgánica “está muy lejana a la complejidad de los tiempos actuales. La mente y el cuerpo están ligados, puede haber un predominio psicológico, pero este se traduce en un resultado con un componente físico u orgánico. El paciente se tiene que ver de manera integral”.

    En tanto el doctor Andrés Giacaman, urólogo de la Clínica Ciudad del Mar, explica que hay “signos de alerta”, como que la pérdida de la erección sea brusca. El especialista agrega que a todos los hombres se les erecta el pene tres o cuatro veces durante la noche, es la forma fisiológica que tienen los cuerpos cavernosos de oxigenarse, “la más notoria es lo que ocurre en las mañanas al despertarse. Son erecciones fisiológicas y casi el 100% de pacientes con disfunción psicológica las tienen presentes, no así los con disfunciones más orgánicas”.

    El médico cirujano y sexólogo de Medical Sex Center, doctor Juan De Armas, pone sobre la mesa que “la disfunción eréctil afecta al hombre por su responsabilidad con la pareja” y muchos la esconden por vergüenza. “El 98% de los pacientes que llegan a la consulta vienen solos y me dicen que ‘es su pega’ resolverlo. La confianza que tiene el hombre con su pareja es fundamental para enfrentar un problema sexual”, indicó.

    Asimismo, la psicóloga y especialista en sexualidad, Inti Villalobos, menciona que hay que entender el contexto social del problema, “tal cual como a las mujeres la sociedad nos exige un ‘cuerpo perfecto’, el hombre también debe cumplir su rol que es el que ‘siempre funciona’ sexualmente, por lo que cuando algo falla en la cama y no cumple el cometido histórico, ya sea por la presión social o el inconsciente colectivo, lamentablemente le queda en la cabeza dando vueltas y lo piensa cada vez que llega el momento del acto sexual”.

     

    TRATAMIENTOS ¿HAY MÁS DE UN “VIAGRA”?

    Hay varios tipos de tratamientos para enfrentar una DE. Además de terapias psicológicas están los fármacos. Ahí aparece el popular Viagra o sildenafilo, pero no es la única pastilla “milagrosa”, puesto que existe el tadalafilo, comercializado como Cialis, el vardenafilo, más conocido como Levitra y el avanafilo, cuyo nombre comercial esStendra.

    El doctor Andrés Giacaman indica que se interviene con estos fármacos que “lo que hacen es vasodilatar las arterias que llevan sangre al pene” y añade que el gran riesgo de estas pastillas es que pueden producir dependencia psicológica, “ya que muchos hombres piensan que si no lo usan no funcionan y lo requieren siempre en una relación sexual”.

    Sergio Soler, urólogo del Hospital de La Serena, señaló que como todo medicamento tiene contraindicaciones, pero en general “es bastante seguro”. Indica que hay especialistas que señalan que “tal como se toma la aspirina para el corazón, se comenzaría a recetar alguno de estos medicamentos todas las noches. Los últimos estudios han demostrado que tienen un protector de las arterias que evitaría problemas al corazón”.

    Luego de estas pastillas se llega a lo que el médico Juan De Armas recomienda, señalando que al “90% de mis pacientes les receto el segundo tratamiento de base, que es una inyección intracavernosa”. Se trata de un fármaco que se inyecta directamente en el pene y que tiene un efecto de potenciador eréctil y que según el especialista “les da mucho mejor resultado a los pacientes y se puede usar a largo plazo”.

    Por su parte, el médico cirujano Mauricio Salas indicó que dependiendo del paciente se puede iniciar una terapia con ondas de choque, “un tratamiento revolucionario” que no solamente ve el síntoma, “sino que va al origen del problema. Genera vasos de neoformación en el pene, para que la erección sea mejor”.

    Si no resultara nada de lo anterior, se recurre a una cirugía de implante de una prótesis peneana, que son elementos de silicona que van por dentro del pene. Las hay maleables, con una especie de resorte e inflables y más rígidas.

    CIRUGÍAS DE AGRANDAMIENTO: CUANDO EL TAMAÑO ES IMPORTANTE PARA EL HOMBRE

    Si eres hombre te habrás preguntado alguna vez si el tamaño del pene influye durante una relación sexual. La respuesta puede ser variada y genera controversia.

    Según estudios, la mayoría de los miembros masculinos miden entre 13 y 15,5 cm en estado de erección y aproximadamente solo el 1% de los hombres son “superdotados”.

    Producto de ello muchos se están sometiendo a cirugías de alargamiento o engrosamiento del pene, ya que sienten que sus centímetros no son los suficientes. Para alargarlo se puede recurrir por ejemplo a cortar el ligamento suspensorio del pene, con el que se puede elongar entre 0,5 y 2 centímetros. En tanto el grosor también se puede mejorar ubicando bandas elásticas alrededor del pene por debajo de la piel.

    Al respecto la psicóloga Inti Villalobos señala que “las películas XXX muestran penes que no son reales al promedio mundial, sobre todo en la sociedad chilena que va entre los 8 a 13 cm, y eso exige más al hombre que no está conforme con su cuerpo. La pornografía puede ser utilizada como una herramienta, pero también tiene una parte negativa que nos muestra una sexualidad totalmente falsa”.

    Del mismo modo, el urólogo Andrés Giacaman recalca que “para los hombres hay dos cosas que son importantes, una es tener pelo y la otra es tener una erección normal y un pene lo más grande posible” y agrega que la gran mayoría de los que consultan por un supuesto problema de pene pequeño “no necesitan una cirugía”.

    Añade que hay personas que sí lo requieren, y son los hombres que tienen micropene, que en erección son de 6 a 7 cm, pero son la minoría. La gran mayoría lo hace por sentirse un “súper hombre”.

    Sabemos que este es un tema del que resulta complejo hablar, pero recuerda que los profesionales médicos a los que debes acudir atienden permanentemente casos como estos, por lo que no existen motivos para que te avergüences de contarlo. Además, como ya te mostramos, existen numerosos tratamientos y formas de solucionar la disfunción eréctil. No le des más vueltas y consulta con tu urólogo.

    DESMITIFIQUEMOS: GEL TITAN Y EL “VIAGRA” MAPUCHE

    Hay varios geles, alimentos o infusiones que aseguran ser los “remedios” para solucionar la disfunción eréctil. Así aparece el Palwen o “Viagra Mapuche”, que promete mejorar el libido y comportamiento sexual en ambos sexos.

    Lo mismo ocurre con el gel llamado Titan que dice ser la alternativa natural y segura para agrandar el tamaño del pene. Supuestamente es nada más y nada menos que el secreto mejor guardado de las estrellas porno. ¿Será tan así? ¿De verdad sirven?

    Para el doctor Andrés Giacaman, tanto los mariscos como los alimentos afrodisíacos, el Viagra Mapuche o cualquier otro que se venda en el mercado “ejercen un efecto placebo”, y explica que como la gran mayoría de las disfunciones son de carácter psicológicas, “hay pacientes que les funciona, pero no es algo real. Por ejemplo, si se trata de un paciente diabético estas infusiones o lo que sea no van a funcionar”.

    Asimismo, el urólogo del Hospital de La Serena, Sergio Soler, señaló que “no hay estudios que demuestren que el ‘Viagra Mapuche’ o comer mariscos mejoren la calidad de las erecciones, es parte de la mitología”.

    Soler agrega que lo mismo ocurre con el gel Titan, que “no sirve para agrandar el pene. Han llegado pacientes consultando por este gel, pero no hay nada que con medicamentos produzca un agrandamiento del pene, para que esto ocurra el paciente debe someterse a una cirugía”.

    Por: Carlos Martin, publicado en Revista VidaMagazine, edición noviembre 2017: http://www.vidamagazine.cl/articulo/disfuncion-erectil-lo-que-los-ho1510059271

     

    Deje una respuesta →

Dejar una respuesta

Cancel reply

Nuestro Facebook

Popups Powered By : XYZScripts.com