Call Center: +56 22-2335821
Whatsapp +56 9 51958965
  • ¿Cómo saber si sufres de disfunción eréctil?

    ¿Cómo saber si sufres de disfunción eréctil?

    Ya hemos desmitificado que este problema sexual, como erróneamente se piensa, solo afecta a la población masculina de mayor edad. Esta disfunción se puede dar en cualquier momento de la vida íntima y por diversos motivos. En esta nota, hablaremos de sus primeros indicios y por qué se manifiesta

    Por Evelyn Hormazábal, periodista

     

    Decir que un hombre padece de disfunción eréctil es un diagnóstico que solo puede afirmarlo y decretarlo un especialista en sexualidad humana, luego de un previo chequeo y de estudiar su historial médico. No por hechos puntuales o aislados se puede asumir que se sufre de esta patología, si no todo lo contrario: deben ser eventos reiterativos en el tiempo, que se repitan en la vida íntima del hombre, siendo esto el primer “síntoma” o las primeras luces de estar sufriendo este problema.

     

    La disfunción eréctil se produce debido a que el pene no puede acumular y hacer llegar la sangre necesaria para que se dé la erección, no llega la suficiente o bien definitivamente no llega. Cuando se tiene alguna enfermedad de base o adicción, esta situación se incrementa, transformándose en una consecuencia a la patología principal. Entre estas enfermedades se encuentra la hipertensión, diabetes, operaciones prostáticas, colesterol elevado, adicción al tabaco, alcohol o drogas, obesidad y/o enfermedades cardiacas. Por esto, si el hombre manifiesta alguno de estos males, es importante que consulte con su médico de cabecera o sea derivado a un especialista en sexualidad para analizar en qué medida estos padecimientos están afectando su salud sexual. Al mismo tiempo, los medicamentos también deben ser un factor a analizar por parte de los profesionales, pues en muchos casos el consumo de ciertos fármacos tienen implicancia o repercuten negativamente en la erección.

     

    Otra causa es la psicológica. Estar pasando por un periodo de estrés, sobrecarga laboral, preocupaciones, depresión, problemas de cualquier índole, ansiedad, baja autoestima, cansancio, miedo al enfrentar un cambio de pareja sexual o estar comenzando a tener relaciones íntimas, son factores que no se pueden minimizar o dejar pasar. Todos, en conjunto o por separado, pueden estar perjudicando la sexualidad masculina, y provocando problemas en la erección. La disfunción eréctil, además de agravar esta carga emocional, provoca en muchos casos una fuerte falta de deseo sexual. La frustración, la vergüenza y el no querer quedar mal con la pareja, hacen que bajen las ganas y que el mismo limite la intimidad. La recomendación es realizar un autoanálisis, ver en qué está la rutina de vida en general, si va muy intensa, si se necesitan hacer cambios inmediatos en el estilo, conversar siempre con la pareja, apoyarse en ella, y, por supuesto, buscar ayuda en una terapeuta sexual.

     

    En consecuencia, como vimos, tener problemas de erección reiterativos, donde el hombre se vea incapacitado para mantener una erección firme y duradera, tener enfermedades de base, estar consumiendo ciertos medicamentos o tener una carga emocional importante, son los primeros indicios a analizar al momento de creer padecer de disfunción eréctil. Si alguno de estos factores estás viviendo en la actualidad, lo urgente es buscar y pedir ayuda médica, pues como cualquier otra enfermedad, se requiere de la asistencia especializada para poder vivir una sexualidad sana y placentera, libre de disfunciones.

    Deje una respuesta →

Dejar una respuesta

Cancel reply

Nuestro Facebook

Popups Powered By : XYZScripts.com