fbpx

Blog Detail

Fiestas y Disfunciones

Estamos próximos a celebrar las fiestas y este año tan atípico esta llegando a su fin. Si bien diciembre es un mes que asociamos con el comienzo del verano, fiesta, alegría, quizás vacaciones, reuniones, familia, reencuentros y días más relajados, en realidad solemos llegar a fin de año con poca energía apoderándose de nosotros mucho cansancio y un alto nivel de estrés. En esta época es moneda corriente sentir desgano desde el momento en que nos levantamos, y en el ámbito laboral el agotamiento comienza a ser cada vez más visible haciendo que las tareas cotidianas nos resulten día tras día cada vez mas complicadas de realizar. Para colmo de males estamos intentando adaptarnos a la «nueva normalidad», a los cambios personales, laborales y económicos que dejó la cuarentena; y aún tenemos por delante la organización de las reuniones familiares que hoy más que nunca representan un desafío ya que debemos ser mas rigurosos en el cuidado de las normas sanitarias vigentes.

En circunstancias como estas, no es de extrañar que se manifiesten ciertas disfunciones sexuales como consecuencia de determinados factores físicos o psicológicos, opacando los deseos de reencuentro, felicidad y paz.

 La disfunción eréctil puede aparecer como consecuencia del estrés, preocupación o nerviosismo; bajo estos estados se produce una constricción de los vasos sanguíneos y la disminución del flujo sanguíneo impide lograr una completa erección. Quien padece esta disfunción puede sentir que se encuentra dentro de un circulo vicioso: el malestar y la preocupación por no lograr la eyaculación genera presión, primeramente personal pero también de la pareja, provocando mas nervios y estrés.

En esta época del año también la ansiedad suele hacerse presente: los exámenes finales para quienes son estudiantes, los balances de fin de año que muchas veces no logramos alcanzar, el encuentro con personas que hace tiempo no veíamos, puede generar una ansiedad excesiva, capaz de inhibir la falta de control eyaculatorio. Si bien la eyaculación precoz puede deberse también a problemas biológicos, la mayoría de las veces la causa es el factor psicológico; la eyaculación precoz es un problema recurrente que suele generar frustración a quien lo padece pero afortunadamente tiene tratamiento.

Es habitual que el desgano llegue también al terreno intimo. En momentos en que los pensamientos giran en torno a las reuniones, regalos navideños y cenas de fin de año, las fantasías y deseos sexuales pueden quedar relegados dando lugar a la falta de libido. Si bien sabemos que los últimos meses del año son complicados en varios aspectos, incluyendo la vida sexual, no debemos naturalizar las disfunciones y privarnos de disfrutar de una vida sexual plena.

Si la disfunción eréctil se esta volviendo un problema recurrente, eyacula antes de lo deseado o siente una disminución en su libido, podemos ayudarlo.

En Medical Sex Center contamos con un equipo multidisciplinario con enfoque en el área de sexología, que evaluará su caso y de ser necesario le brindará un tratamiento personalizado. Regálese la oportunidad de comenzar el año de una forma diferente y de alcanzar una vida sexual plena y feliz.

0 Comentario

Escribir comentario

Tú email no será publicado